El 7 de mayo empezamos un nuevo proyecto en Vilarnau: un pop-up gastronómico para toda la familia!

Un restaurante efímero para la temporada cálida en vanguardista bodega de Vilarnau, una isla entre viñedos. En la carta encontraréis platos ideales para compartir y picotear, como guacamole, anchoas de l’Escala, embutidos de La Llacuna, jamón ibérico o los clásicos berberechos. Pero también podréis pedir las deliciosas mini Mc Blay o un lomo bajo escalopado, un plato que nunca falla. Y en la bodega, vinos y cavas Vilarnau, entre los que se encuentran cavas ecológicos, vinos de variedades autóctonas y los cavas Albert de Vilarnau.

Una propuesta para todos

En el gran espacio exterior de Vilarnau los niños, y no tan niños, disfrutarán de nuestros picnics en medio de un entorno de viña con un prado bucólico para jugar mientras los “grandes” se relajan en la mesa. Esta opción también se podrá realizar de noche, ¡con frontales! Toda una aventura para los más pequeños.
Pero si se busca tranquilidad, habrá mesas en el interior donde se podrá admirar la insólita arquitectura vanguardista de Luis G onzalez y el interiorismo de Antoni Miró.
También os aconsejamos que no os perdáis las puestas de sol acompañadas de una copa de cava, donde podréis experimentar con todos los sentidos la calidez de los últimos rayos de sol, la luz coloreada del atardecer, el silencio de las viñas y el aroma burbujeante del cava bien fresco.

Pícnics

Os descubrimos una manera muy divertida y casual de venir a comer o cenar al Pop-up de Vilarnau: ¡los Picnics! Son unas cestas llenas de sabor y buen rollo, podréis elegir entre diferentes configuraciones, pero en todas ellas descorcharéis una botella de cava bien fresca acompañada de la mejor gastronomía; con manteles, copas, menaje y alfombra. ¡Disfrutaréis de una comida campestre muy original!